Leyendas….

LA MUJER DEL VELO

Uno de los donjuanes más grandes de la historia según mi abuela, fue en su día un señor llamado Luís, conquistador, embaucador, mentiroso y aprovechado, que sacaba el dinero de su víctima y aun así día a día ganaba la confianza y amor de la mujer que se propusiera, pues era una belleza e inteligencia suprema y tenía ese don enamoradizo que levantaba pasiones por allá donde fuera. Cualquiera que se encontrara en su camino caería rendida en sus brazos…

Luís enamoraba con poemas, con miradas insinuantes y detalles exquisitos que solo él sabía
calar y dejar mella en sus enamoradas… Pues bien, Ana, como otras tantas se enamoró locamente de él, de tal forma que cuando Luís perdió el interés en ella, Ana se suicidó por amor, por ese amor verdadero que creía haber vivido. No sin antes jurar que se lo llevaría con él para estar juntos en la eternidad.

Dicen que el día de los muertos, Luís llevaba unas copas de más debido a que había tomado en un lugar de dudosa reputación cuando de pronto vio en las sombras a una mujer de un cuerpo divino y de belleza sobrehumana, solo que en el rostro llevaba un velo negro en señal de luto.

Luís quería acercarse a ella, y ella se iba alejando más y más,hasta desaparecer… y
todas la noches sucedía lo mismo; él pensaba que iba a morir de amor y pasó una semana; fecha que iba a cumplir un año difunta su amante suicida.

Al pasar por el panteón, de nuevo vio a la misma silueta de aquella bella mujer dentro del
panteón pidiendo a gritos ayuda, y él, caballero, apresuró el paso en busca de la dama, Ana, al verlo dijo : – gracias al cielo, alguien me ha escuchado- el caballero le dijo por qué estaba en el pateón, respondio – venía a ver a mi hermana que hoy cumple un año de muerta, un mal hombre la enamoró y ella se mató por él. ¿qué cres que se merece? por quedar bien con la hermosa dama contestó – merece ser enterrado vivo con la mujer a la que hizo sufrir para que ella lo pueda amar- y ella respondió – pues esto ha de pasar- lo agarró de la cintura y él sumamente emocionado le quitó el velo y al ver ¡ horror, la amante estaba allí carcomida por los gusanos que se veían en su boca y ojos ! lo hundió sumergiéndole en la tierra, cumpliendo así su deseo.

Mi abuela dice que le han dicho que dicen, que por esos días se escuchan los gritos desgarradores de un hombre mientras una mujer canta una canción nupcial.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: