Cumbres fantasmas de la Antártica

Científicos internacionales conforman una expedición internacional para investigar la Cordillera Gamburtsev en la Antártica, una de las cadenas montañosas más enigmáticas de la Tierra.

Podría tratarse de la última gran expedición a la Antártica para encontrar una explicación del por qué hay una gran cordillera sepultada bajo el llamado continente blanco.

Los Gamburtsevs igualan los Alpes en tamaño, pero nadie los ha visto porque están cubiertos por hasta 4 kilómetros de hielo.

La expedición internacional incluye científicos, ingenieros, pilotos y un grupo de apoyo de el Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, Australia, China y Japón.

El ambicioso proyecto – que implica trabajar en el remoto interior del continente – requirió un alto nivel de coordinación y cooperación.

“Esto es casi como la exploración de otro planeta, pero en la Tierra”, expresó el doctor Fausto Ferraccioli, del grupo explorador British Antarctic Survey.

“Esta región es un completo enigma. Está en el centro del continente. La mayoría de las cordilleras se encuentran en los bordes de los continentes y no entendemos qué están haciendo esas montañas en el centro”, añadió.

El grupo establecerá dos campamentos desde donde trazarán un mapa de la cordillera subglaciar utilizando instrumentos desde el aire y sobre la superficie.

 

La cordillera sepultada se encuentra en el centro del continente.

Prominencia rocosa

Los Gamburtsevs fueron descubiertos por una expedición soviética que abría un camino a través del hielo a finales de los años 50.

No esperaban encontrarse con una prominencia rocosa, ya que se pensaba que el interior del continente era relativamente plano.

“Hay dos maneras fáciles para crear montañas”, explicó el doctor Robin Bell, del observatorio Lamont-Doherty y principal investigador estadounidense del proyecto.

“Una es por el choque de continentes, pero después del choque las montañas tienden a erosionarse; y el último choque sucedió hace más de 500 millones de años. No deberían estar ahí”, señaló.

“La otra manera es en un punto caliente (volcanes empujando la corteza) como en Hawai; pero no hay evidencia de eso bajo la capa de hielo”.

Lo que se especula es que, a medida que se enfriaba el clima de la Tierra hace unos 30 millones de años, las nevadas que cayeron sobre las montañas formaron glaciares enormes que luego se fusionaron para crear una gigantesca masa creciente de hielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: